Productos relacionados con el compostaje

Soluciones Agrícolas y Medioambientales es una empresa de biotecnología agraria y medioambiental, especializada en el Compostaje Microbiológico Controlado (CMC®)

Starter CMC

La vida microbiana es una parte esencial para llevar a cabo un proceso de compostaje óptimo, garantizando así un compost de alta calidad. Son muy importantes para degradar la materia orgánica y transformarla en humus de nutrición.

CMC compost Starter®

Fue desarrollado en EEUU por el Dr. Ehrenfried Pfeiffer (1899-1961), experto microbiólogo e investigador agrónomo que trabajó directamente con Rudolf Steiner, pionero en la producción de los preparados biodinámicos (BD 500-507). Pfeiffer se especializó en la investigación y empleo de los preparados biodinámicos durante el proceso de compostaje y trabajó durante muchos años como consultor experto en plantas de compostaje municipales en EEUU, países del Caribe y de Europa. Sus investigaciones llevaron a cabo el desarrollo del inoculante microbiológico más sofisticado que existe actualmente, el Starter CMC. Este inóculo contiene todos los preparados BD 502-507 que desarrolló Rudolf Steiner más el BD 500, así como 55 tipos diferentes de microorganismos (bacterias, hongos, actinomicetos, levaduras). Estos microorganismos, además de descomponer la materia orgánica y transformarla en humus/compost, segregan una infinidad de antibióticos naturales que sirven para combatir a los patógenos, responsables de las plagas y enfermedades en los cultivos.

steiner pfeiffer

A partir de 1950, Pfeiffer, observó que los niveles de microvida en los suelos, a nivel mundial, eran críticos e investigó el modo de restablecer los microorganismos vitales para la formación de humus. Después de 30 años de investigación, desarrolló un producto que contiene 55 tipos de microorganismos, específicamente escogidos para facilitar el proceso de compostaje y poder formar el valioso humus de nutrición. Gracias a un proceso especial de reproducción y secado lo transformó en polvo, facilitando el transporte y el almacenamiento. El Starter CMC es esencial para facilitar y garantizar un proceso de compostaje de alta calidad de todo tipo de residuos orgánicos (estiércoles, restos vegetales, fangos de depuradoras, residuos agroalimentarios, subproductos del olivar, etc.)

El Starter CMC contiene todas las familias de microorganismos necesarias para descomponer la materia orgánica y formar humus. El Starter CMC se activa a través del agua y la dosis de aplicación es de 1,5 Kg por cada 50-70 metros cúbicos de materia orgánica.

El único modo de devolver la microvida a nuestros suelos es a través de la inoculación de microorganismos durante el proceso de compostaje o en forma de abono verde. Una vez que el suelo vuelve a tener la microvida necesaria, puede mantener los ciclos naturales por sí mismo, aumentando la producción de los cultivos y resistiendo frente a enfermedades y plagas sin necesidad de pesticidas y demás productos sintéticos.

Puede descargar la ficha técnica del producto Starter CMC en el siguiente enlace:
[download id=”25″]

Abono verde

Sembrar leguminosas (judías, garbanzos, altramuces,..) o gramíneas forrajeras (alfalfa, tréboles, vicias,..) es muy beneficioso para aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar la máxima protección a los cultivos frente a plagas y enfermedades. Estas especies son utilizadas para la práctica del “abono verde” y su empleo es muy sencillo: antes de que florezcan, las cortamos y aplicamos una mezcla de Starter CMC y agua sobre los restos, (es importante, aplicar la disolución en horas del día donde los rayos del Sol no sean tan intensos, ya que de lo contrario la población microbiana se inhibe o muere), luego las enterramos en el suelo. Con la incorporación en el suelo de materia orgánica fresca, la población microbiana aumenta rápidamente. Es muy importante que se aporte la suficiente humedad en el suelo para que los microorganismos hagan su trabajo.

abono verde

Los abonos verdes son importantes porque proporcionan alimento a los microorganismos y esto permite llevar a cabo reacciones enzimáticas muy importantes para el suelo. Los microorganismos, en especial los actinomicetos, secretan una infinidad de antibióticos naturales ideales para combatir a los patógenos así como  para favorecer resistencia  frente a las plagas y enfermedades en los cultivos sin necesidad de pesticidas. El abono verde le proporcionará al suelo los nutrientes necesarios para conseguir un alto grado de fertilidad. Esta práctica de abonado en verde, junto con la aplicación de compost y té de compost, garantiza al agricultor o jardinero, un aumento de la producción y de la resistencia frente a plagas y enfermedades.

Ventajas:

  • Fija el nitrógeno atmosférico
  • Aumenta la fertilidad del suelo
  • Aumenta la producción de los cultivos
  • Aumenta la resistencia frente a plagas y enfermedades (antibióticos naturales)
  • Reduce o elimina el uso de productos químicos (ahorro económico)